Viernes, 12 de Agosto de 2022
  1. Inicio
  2. Puerto Vallarta
  3. El amor no cabe en un closet… historias de la Marcha LGBTTTIQ+ CDMX.

El amor no cabe en un closet… historias de la Marcha LGBTTTIQ+ CDMX.

El amor no cabe en un closet… historias de la Marcha LGBTTTIQ+ CDMX.

El amor no cabe en un closet…

historias de la Marcha LGBTTTIQ+ CDMX.

 

- Son colombianas, son lesbianas, madres y una pareja tan dulce que cocinaron pastelillos felices para la comunidad.

 

Pasaban las cuatro de la tarde y la zona del Ángel de la Independencia aun estaba llena, en cualquier dirección veíamos multitudes tratando de salir sobre y entre los muros que hacen de respaldos de las bancas de Paseo de la Reforma, todos se apoyan, se dan la mano, se hacen espacio, todos están felices de regresar a las calles.

 

En ese pequeño espacio encontramos a una pareja de colombianas quienes viven juntas en Guanajuato, a la nueva familia llevaron a sus cuatro hijos, dos de Luisa y uno de Claudia, ambas estaban casadas con hombres y vivían una relación “normal” aceptando las recomendaciones de familia y sociedad de lo que correctamente está bien hecho.

 

Ambas encontraron “su momento” y se enamoraron, entonces decidieron divorciarse para vivir juntas, Luisa cuida que cada deseo de Claudia se cumpla, si tiene sed, o si se quiere sentar o si quiere bajar a bailar con unas paisanas que de pronto aparecieron entre la multitud.

 

Luisa asegura que la hace feliz consentirla, cuidarla, amarla, que hasta que decidió no estar pendiente de las opiniones de los demás, fue entonces cuando comenzó a vivir.

 

En cuanto a la educación de los hijos, esta se planea, y “nos aseguramos de que puedan expresar cada emoción, porque ninguna de sus emociones es mala, solo tienen que aprender que hacer con ellas y de eso nos encargamos nosotras”, Ser feliz está sobrevalorado, agregó Claudia, ser feliz es respeto hacia lo que no entiendes y parece diferente a ti.

 

Ellas como toda la comunidad LGBTTTIQ+ exige el respeto a sus preferencias sexuales, derechos humanos, alto a los crímenes de odio y la eliminación de la discriminación en todos los ámbitos de la vida cotidiana.

 

Por cierto, son reposteras y trajeron a la marcha una pequeña mesa con pastelillos felices, es decir cocinados con mariguana y decorados con los colores del arcoíris como debe ser, por 40 pesos prometen una linda experiencia.

El amor no cabe en un closet… historias de la Marcha LGBTTTIQ+ CDMX.
El amor no cabe en un closet… historias de la Marcha LGBTTTIQ+ CDMX.
El amor no cabe en un closet… historias de la Marcha LGBTTTIQ+ CDMX.
El amor no cabe en un closet… historias de la Marcha LGBTTTIQ+ CDMX.