Jueves, 23 de Septiembre de 2021
  1. Inicio
  2. Puerto Vallarta
  3. Los buitres de la pandemia, Lans, Coppel, Telmex… No todos jalan parejo

Los buitres de la pandemia, Lans, Coppel, Telmex… No todos jalan parejo

Los buitres de la pandemia, Lans, Coppel, Telmex… No todos jalan parejo

-presionan a sus abonados con cobros de intereses moratorios, envían mensajes y realizan llamadas de advertencia y hasta utilizan mensajeros para hablar con las personas que no han pagado desde la última quincena de marzo.

Mientras algunas tiendas departamentales sí aplicaron medidas para solidarizarse con sus clientes como Liverpool que decidió diferir los pagos en cuatro meses, hay otras empresas que no lo hacen, por el contrario, presionan a sus abonados con cobros de intereses moratorios, envían mensajes y realizan llamadas de advertencia y hasta utilizan mensajeros para hablar con las personas que no han pagado desde la última quincena de marzo, poniendo en riesgo además la salud de sus trabajadores y cuentahabientes al tener contacto cercano al momento de dejar los avisos.

Una de estas empresas es Lans –propiedad de Alejandro Meza--, que tiene miles de clientes –en su mayoría personas trabajadoras que viven prácticamente de su sueldo quincenal o al día—que están sufriendo acoso y a quienes invitan a “mantener un buen historial crediticio con su tienda Lans”.

Los primeros recibos de cobranza comenzaron a llegar por cientos a los domicilios de los clientes que cayeron en mora al 30 de marzo por falta de ingresos o bien porque el poco dinero que tenían lo utilizaron en comprar comida.

Pero a los de Lans no les importa, ellos exigen el pago total con sus respectivos intereses moratorios y llaman todos los días, ya sea a teléfonos fijos o móviles con una molesta voz grabada que dice “le recordamos que su cuenta presenta un adeudo por la cantidad equis, lo invitamos a ponerse al corriente para no afectar su historial crediticio”.

El siguiente paso, si las personas no pagan, es reportarlos al buró de crédito con lo que inmediatamente se afectará el historial crediticio del cliente.

Una persona, cuyo saldo es de 636.76 pesos al 30 de marzo, por ejemplo, acudió a la sucursal de plaza caracol para pagar y resultó que ya debía 740 pesos por intereses moratorios, es decir, no solo no le dieron una opción para liquidar su pago mínimo, pero sí en cambio le aumentaron el mismo.

Aquí recordamos lo que dijo el presidente municipal de Puerto Vallarta, Arturo Dávalos Peña… “Es momento de jalar parejo” … pues buitres como los de Lans no lo están haciendo, pese a que viven de los vallartenses.

LOS DE COPPEL

Los de Coppel no se quedan atrás, ya que además de cobrar la tasa más alta de interés por un préstamo de cinco o 10 mil pesos, exprimen con “pagos mínimos” altísimos a aquellos clientes que se vieron en la necesidad de comprar ropa o calzado a crédito, o quienes se vieron tentados por comprar juguetes caros o teléfonos celulares de última generación en la navidad pasada, pues casi siempre se endeudan a seis o 12 meses “sin intereses”.

Este universo de clientes está siendo asediados también vía telefónica para que pasen a pagar de inmediato o de lo contrario tendrán que verse afectados en su historial y al final sus deudas aumentarán por los intereses moratorios y el pasivo.

Las llamadas son insistentes y a cualquier hora del día, y son solo para cobrar y amenazar, no para ofrecer una solución temporal a los pagos.

Las llamadas las realizan algunas jovencitas que no saben nada, no dan una solución, una alternativa, solo presionan a los pobres que han caído en las garras de Coppel.

TELMEX Y SU “SALUD INTERACTIVA”

En plena contingencia sanitaria, la empresa de Carlos Slim es otra de las que se está viendo carroñera, pues sin previo aviso ni que los clientes hayan contratado un servicio de “Salud Interactiva”, lo están aplicando a cientos de miles de personas en los recibos de abril y en ocasiones desde enero o febrero. El costo de esta “asesoría” de salud es de 23 pesos IVA incluido.

Si usted llama para decirles que nunca contrató ese servicio de “Salud Interactiva” –que prácticamente consiste en asesoría psicológica y nutricional por teléfono--, lo transfieren con un ejecutivo de “Salud Interactiva” (empresa que es proveedor de Telmex) quien lejos de solucionar su problema le va a decir las “bondades” de contar con su servicio; y si usted insiste y les recalca que no contrató ese servicio y que no lo quiere, lo mandan con otro ejecutivo para decirle que “usted tiene derecho a saber los servicios de Salud Interactiva”, que está bien, que lo van a cancelar, pero que primero debe escuchar en lo que consiste dicho servicio.

Total, que, en su siguiente recibo, y pese a que usted no contrató ese servicio y les llamó para que no se lo fueran a cobrar, Telmex se lo sigue cobrando.

Y no hay quien pueda ayudar a los estafados clientes de Telmex, ya que, si usted les exige que le muestren una grabación donde supuestamente contrató “Salud Interactiva”, les dicen que esa información no se la pueden dar, pero que usted o alguien de su casa lo contrató, lo cual es falso.

Desesperado, el cliente vuelve a llamar a Telmex y la ejecutiva dice que ella no sabe nada, que usted tiene un adeudo por servicios de “Salud Interactiva” porque así aparece en el sistema y tendrá que pagarlo, que hable a “Salud Interactiva” para solucionarlo. Y cuando lo comunican con estos buitres de “Salud Interactiva”, ellos le aseguran que “ya cancelaron el servicio” (insistimos, servicio que usted no pidió ni contrató), pero que si aparece en el recibo ya no es problema de ellos, que ahora el problema es de Telmex, es decir, se echan la bolita unos con otros, mientras continúan robando a cientos de miles, quizá millones de clientes.

Lo peor de todo, es que al igual que Lans y Coppel, llaman todos los días para “recordarle” que tiene un adeudo de 23 o 46 pesos con Telmex y que si no paga o ese adeudo continúa, tu velocidad de Internet (si tienes infinitum) será menor, “vas a navegar a menor velocidad” dice la grabación y sus llamadas (si tiene teléfono) se limitarán solo a las de ingreso, es decir, ya no podrás hacer llamadas con tu teléfono fijo.

Como última opción, pones una queja como usuario –primero deberás registrarte para que te identifiquen como “Soy Usuario” -- en el Instituto Nacional de Telecomunicaciones (IFT), donde después de una semana te contesta una tal Karen Gómez Cano de la “Coordinación General de Política del Usuario”, quien te informa que este sistema de “Soy Usuario” es un medio a través del cual puede iniciar un proceso de pre conciliación con su proveedor de servicios.

Y agrega: “Así, su inconformidad es enviada directamente a la empresa, quien deberá ofrecerle una solución y, en caso de no estar conforme, puede requerir la intervención de la Procuraduría (la Profeco)”.

Le dan a Telmex hasta el 23 de abril para atender la inconformidad, mientras, las llamadas por “adeudo” siguen y también las amenazas de que tu servicio se verá reducido.

Usted dirá que 23 pesos al mes es muy poco dinero, que para qué nos inconformamos o nos quejamos, pero por si usted no lo sabe, Telmex tiene alrededor de 18 millones de líneas telefónicas registradas en todo el país, y si multiplicamos 18 millones por 23 pesos, resulta que la compañía de Carlos Slim (uno de los hombres más ricos del mundo) estaría obteniendo ganancias fraudulentas por un monto de 414 millones de pesos mensuales, algo así como cuatro mil 968 millones de pesos anuales por un concepto que ellos inventaron para perjudicar a sus clientes.

Desde luego, hay que ver quién sí aceptó el servicio de “Salud Interactiva” para quitarlo de la estadística.

En el próximo artículo, le vamos a decir qué otras empresas se están comportando como los buitres de la pandemia… Y aquí califican algunos bancos que solo están engañando a algunos clientes con diferir pagos a cuatro meses.(Escrito por Jorge Olmos)

Los buitres de la pandemia, Lans, Coppel, Telmex… No todos jalan parejo
Los buitres de la pandemia, Lans, Coppel, Telmex… No todos jalan parejo
Los buitres de la pandemia, Lans, Coppel, Telmex… No todos jalan parejo
Los buitres de la pandemia, Lans, Coppel, Telmex… No todos jalan parejo