Miercoles, 12 de Junio de 2024
  1. Inicio
  2. Puerto Vallarta
  3. 2 de octubre no se olvida

2 de octubre no se olvida

2 de octubre no se olvida


-    A la denuncia frente a la masacre del 2 de octubre del 68 se suma la violencia contra las mujeres, los procesos del 10 de junio, la Guerra Sucia y Ayotzinapa.

Cada 2 de octubre se abre una herida sin cicatrizar aún después de 55 años, hoy como cada efeméride miles de estudiantes salen a marchar en la Ciudad de México en conmemoración de la masacre de Tlatelolco por la que gritan "Ni perdón, ni olvido"-
El movimiento nació en 1968 en Tlatelolco 10 días antes de que los Juegos Olímpicos celebrados e México iniciaran, cuando en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco ocurrió una masacre que dejó un saldo desconocido con certeza.
Lo confirmado hasta ahora es que fue el Ejército Mexicano y el grupo paramilitar denominado “Batallón Olimpia” quienes dispararon en contra de una manifestación pacífica. 
Aquel 2 de octubre pusieron en marcha la "Operación Galeana" con el fin de detener a los miembros del Consejo Nacional de Huelga, órgano en dirección colegiado, creado el 2 de agosto de 1968 por miembros de las escuelas en huelga, especialmente por estudiantes de la UNAM, el IPN, el Colegio de México y la Escuela de Agricultura de Chapingo, la Universidad Iberoamericana, la Universidad La Salle, la Escuela Normal de Maestros, la Escuela Nacional de Antropología e Historia y otras universidades del interior de la república.
Cinco minutos antes de las 18 horas se dispararon dos bengalas rojas y las 18 horas con 10 minutos, los francotiradores que estaban en el edificio Chihuahua vieron un helicóptero lanzar otra bengala roja y una verde: la señal que marcó el comienzo de momentos de terror, pues los elementos abrieron fuego confundiendo a los militares que estaban abajo para hacerles creer que los estudiantes habían agredido a los efectivos.
La matanza se extendió hasta altas horas de la madrugada; además, el uso del aparato judicial para perseguir periodistas y líderes del movimiento estudiantil se extendieron más allá del 68. Al terminar los Juegos Olímpicos, el gobierno se dedicó a negar la masacre de esa noche.
A través de un comunicado el Comité del 68 asegura que “el pueblo mexicano continúa haciendo suyos los principios democráticos y las acciones político-organizativas de nuestras compañeras y compañeros que ganaron las calles”
“¡A 55 años del genocidio perpetrado en Tlatelolco, exigimos justicia! No aceptamos, la justicia transicional, instrumento político, que es empleado por el gobierno actual para poner punto final a las exigencias de justicia históricas, a través de la Comisión para el Acceso a la Verdad, el Esclarecimiento Histórico y el Impulso a la Justicia de las violaciones graves a los derechos human os cometidas de 1685 a 1680, misma que se presenta como un mecanismo que garantiza la paz y la reconciliación nacional”. 
El documento concluye con el llamado a un ¡alto a la violencia hacia las mujeres! ¡Alto a las expresiones fascistas! y que la Fiscalía General de la República reactive los procesos judiciales del 2 de octubre, del 10 de junio, de la llamada Guerra Sucia y que el ejército entregue los archivos del 2 de octubre de 68 y los de los normalistas de Ayotzinapa.
Aunque por una hora los grupos vestidos de negro y encapuchados arremetieron en contra de los muros que custodian Palacio Nacional no lograron derribarlos y se dispersaron entre la multitud.

2 de octubre no se olvida
2 de octubre no se olvida
2 de octubre no se olvida
2 de octubre no se olvida
2 de octubre no se olvida