Lunes, 24 de Enero de 2022
  1. Inicio
  2. Nacionales
  3. “Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera

“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera

“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera

"Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera

 

Cada año, miles de “madrinas” llegan a la calle de Talavera en la Ciudad de México con sus ahijados entre los brazos, únicamente envueltos en sabanas con el plan de elegir la mejor vestimenta para la fiesta de la Candelaria. Así que nos encontramos a días del arranque en la mejor temporada para los especialistas en ajuares para Niños Dios.

Conversando con la “madrina” Alejandra, nos contó que alguna vez la vestimenta no fue del gusto del ahijado y que, aunque sabia la talla desde siempre no le quedó el ropón hasta que hablaron muy seriamente con la pequeña escultura y al momento ocurrió la magia. 

La calle de Talavera en el Centro Histórico es el lugar destinado para cubrir cualquier necesidad para vestir al Niño Dios. El nombre de esta vía, proviene de la primera fábrica de cerámica mayólica o “talavera” establecida en México durante el siglo XVII donde la tradición inicio con una costurera que reutilizaba retazos de tela, transformándolos en atuendos miniatura.

Al paso del tiempo, la demanda creció con los gustos del cliente por lo que la variedad hoy es incalculable, pueden ir desde la talla 4 a la 45 en centímetros, más los especiales, todos manufacturados en su mayoría por mujeres, ya que se calcula que el 80 por ciento del personal para esta labor lo conforman ellas.

Según la tradición, los vestidos cambian en tres etapas o años en los cuales, supuestamente pasa de ser bebé, niño y posteriormente a adulto. El primer año se acostumbra el color blanco, de preferencia con un ropón, ropa de bebé o del niño de las palomitas porque en ese año se bendice por primera ocasión

A partir del segundo año se puede echar mano del ingenio de las manufactureras que crece cada año, y conseguir desde el ropaje solemne, hasta un uniforme del equipo favorito del futbol, o los tan de hoy del Niño de la Salud o doctor. En dos pequeñas calles encontrarás desde zapatos, coronitas, flores, palomas, sillas, camas, nichos y canastitas

También hay puestos dedicados a la reparación de estas figuras. En la celebración de la candelaria, además de bendecir al Niño Dios, también llevan las candelas o veladoras que representan la luz de Cristo en los hogares, y sobre la calle de talavera encontraras.

Desde los primeros días de enero las calles de Talavera también en Roldan, Venustiano Carranza y Alhóndiga se llenan de vendedores dedicados al negocio que cierran el 2 de febrero, Día de la Candelaria, cuando locatarios y residentes colocan puestos de tamales y atole para la gran fiesta.

En cuanto a los precios, hay quienes llegan a pagar desde 100 y hasta más de mil pesos por el cambio de “tacuche”.

“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera
“Se visten Niños Dios” en la mágica calle de Talavera